¿Qué problemas cardiovasculares puede generar la diabetes y la hipertensión?

Varios factores de salud pueden afectar considerablemente el sistema cardiovascular de nuestro cuerpo, por ello, en el siguiente artículo te explicaremos cómo la diabetes tipo II y la hipertensión arterial pueden aumentar el riesgo cardiovascular, cómo diagnosticarlas y cuáles tips puedes tener en cuenta para prevenir estas afectaciones en tu salud.

Diabetes, la epidemia del siglo XX



La Diabetes Mellitus tipo II (DMII) es un trastorno multifactorial en donde múltiples defectos metabólicos generan un desbalance en el azúcar producido y consumido por el cuerpo, generando niveles elevados de azúcar en la sangre. La insulina es la enzima que permite a las células del cuerpo usar la glucosa que consumimos en todos los alimentos y bebidas.

Según la Global Burden of Disease (2017), se estima que, de cada 11 adultos, 1 sufre de DM2, al menos 50% de ellos no están diagnosticados aún y hasta 2017 el 12% del gasto mundial en salud fue destinado a ella, haciendo de esta enfermedad algo de suma importancia (1). En Colombia, el Sistema Integrado de Información de la Protección Social (SISPRO), reportó 1.099.471 casos para 2017 con mayor prevalencia en mujeres y en regiones como Antioquia. (2)

Como trastorno multifactorial, la Diabetes Mellitus tipo II (DMII) tiene a su vez factores de riesgo, entre los modificables incluimos obesidad, sedentarismo y tabaquismo.


¿Cómo se diagnostica?

Actualmente la evidencia concluye en que las mejores pruebas para el diagnóstico inicial de Diabetes Mellitus tipo II son:

  • Glicemia en ayunas: niveles de azúcar en sangre con un ayuno mayor de 12 horas y mayores a 126mg/dL.
  • TTG 75: carga oral con 75g de glucosa que a las 2 horas esté por encima de 200mg/dL.
  • Síntomas típicos en el paciente y niveles de glicemia por encima de 200mg/dL.
  • HbA1C: hemoglobina glicosilada que esté igual o por encima del 6.5%. (2), (3)

Si se posee algún factor de riesgo es importante el diagnóstico, control y seguimiento oportuno para evitar complicaciones.

Hipertensión arterial: el asesino



La Hipertensión Arterial (HTA) se define como un síndrome de origen multifactorial, caracterizado por la elevación de la presión arterial (PA) por encima o igual de 140/90mmHg ocasionando daño en los órganos, siendo así, entre más elevada la presión arterial, más riesgo cardiovascular.

La HTA actualmente afecta alrededor de 1000 millones de personas a nivel mundial, estimándose que de 30-45% de los adultos son hipertensos y hasta el 60% de los adultos mayores de 60 años también lo son. (1)

En Colombia, según el SISPRO, el diagnóstico es cada vez más común entre la población adulta y continua en crecimiento.

Los factores de riesgo para padecer Hipertensión Arterial (HTA) incluyen algunos no modificables como la edad, el sexo la historia familiar, entre otros, y modificables como lo son el tabaquismo, el sedentarismo, la dieta y la obesidad. (4)

¿Cómo se diagnostica?

La Tensión Arterial (TA) se puede abordar desde diferentes métodos, teniendo en cuenta los múltiples factores que pueden alterar su medición. Su elección dependerá de la decisión del médico tratante para cada paciente:

  • Medición en consulta con esfingomanómetro.
  • Auto Medición de la Presión Arterial (AMPA).
  • Monitorización Ambulatoria de la Presión Arterial (MAPA).
Sistólica (mmHg)Diastólica (mmHg)
Presión arterial normalmenor de 120menor de 80
Presión arterial elevada120 – 129menor de 80
Hipertensión estadio 1130 – 13980 – 89
Hipertensión estadio 2mayor de 140mayor de 90
(4)

¿Qué relación tienen la diabetes, la hipertensión y los problemas cardiovasculares?



La diabetes y la hipertensión son consideradas factores de riesgo para la enfermedad cardiovascular, es decir, predisponen a sufrir infartos, accidentes cerebrovasculares, enfermedades arteriales e incluso la muerte súbita.

Entre más factores de riesgo se posean, más probabilidades hay de ser víctima de un evento cardiovascular, siendo la Diabetes Mellitus tipo II (DMII) y la Hipertensión Arterial (HTA) unas de las más prevalentes, acompañadas de sedentarismo, obesidad y tabaquismo.

Por ello, existen múltiples estrategias para evaluar el riesgo cardiovascular de los diferentes pacientes, dependiendo de las afecciones que se tengan, para intervenir de forma oportuna peores desenlaces.

¿Cómo disminuir nuestro riesgo cardiovascular?



Los tips para tener en cuenta son:

  • Alimentación: se recomienda aumentar la ingesta de vegetales, frutas, legumbres, leguminosas, nueces, granos y pescado. También, reemplazar las grasas saturadas por grasas buenas como aceite de oliva, aguacate y aceite de coco. Además de reducir la ingesta de colesterol, sodio, carnes procesadas, carbohidratos refinados y bebidas endulzadas. (4)
  • Ejercicio: se deben realizar mínimo 150 minutos por semana de ejercicios de moderada intensidad, o 75 minutos por semana de actividades de intensidad aeróbica.
  • Disminución de peso: es importante mantener los valores ideales de peso corporal, dependiendo de tu estatura.(4) Esta información la puedes validar con tu medico de confianza.
  • Control regular: debes estar pendiente de los síntomas de enfermedades como la Diabetes Mellitus tipo II (DMII) o la Hipertensión Arterial (HTA). Lo importante es la prevención y el control a tiempo de estas condiciones médicas.

Referencias:

(1) Evaluation I for HM and. GBD Compare | IHME Viz Hub [Internet]. Global Burden of Disease. 2015 [cited 2019 Jun 17]. Available from: http://vizhub.healthdata.org/gbd-compare/
(2) Ministerio de salud y protección social; Guía de práctica clínica para el diagnóstico, seguimiento de la DM tipo 2 en la población mayor de 18 años [Internet]. Vol. IMSS-191-1, Gpc. 2016. 1–57 p. Available from: http://gpc.minsalud.gov.co/gpc_sites/Repositorio/Conv_637/GPC_diabetes/DIABETES_TIPO_2_COMPLETA.pdf
(3) Diabetes AL de. Guías ALAD sobre diagnóstico, control y tratamiento de la Diabetes Mellitus Tipo 2 con Medicina Basada en Evidencia. Rev la Asoc Latinoam Diabetes. 2013;17–128.
(4) Arnett DK, Blumenthal RS, Albert MA, Buroker AB, Goldberger ZD, Hahn EJ, et al. 2019 ACC/AHA Guideline on the Primary Prevention of Cardiovascular Disease: Executive Summary: A Report of the American College of Cardiology/American Heart Association Task Force on Clinical Practice Guidelines. J Am Coll Cardiol. 2019;74(10):1376–414.